CTA Género
Lunes 23 de Julio de 2018
(54-11) 4958-0997/1143/0869/1710
Perón 3866 (C1198AAV)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Seguinos en Facebook
Institucional Noticias Documentos/Informes Legislación Contactos Opinión Links
PRENSA - 26.12.17

VIOLENCIA
Carta abierta de las Mujeres de ATE al gobernador Passalacqua
Carta abierta de las Mujeres de ATE al gobernador Passalacqua

El Consejo Directivo Provincial de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE Misiones) y el Departamento de Género de ésta entidad gremial, remitieron este miércoles 27 de diciembre, una carta abierta al gobernador de la Provincia de Misiones, Hugo Passalacqua, a través de la cual se realizan importantes planteos relacionados a las violencias, la discriminación y la precarización que padecen las mujeres misioneras en sus ámbitos laborales, domésticos y otros.

Además demandan ser parte del diseño y la discusión de las políticas en materia de género . A continuación reproducimos la carta en su totalidad.
 
I –OBJETO:
Nos dirigimos a Ud. legitimados en el art. 23 de la ley 23.551; art. 2, 3 del Estatuto de la Asociación Trabajadores del Estado (A.T.E.) – homologado por el MTSS de la Nación - a efectos de plantear los principales problemas que preocupan a las mujeres trabajadoras – afiliadas a la Asociación Trabajadores del Estado – y que entendemos es necesario sensibilizar, prevenir, sancionar y erradicar en razón de los lineamientos de la ley Nacional N° 26.485 “de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales” . Por ello es nuestro requerimiento, que desde el Estado se adopten políticas con perspectiva de género haciendo realidad las normativas constitucionales como los preceptos legales que rigen en la materia.
II- HECHOS:
Que en el seno de la Asociación Trabajadores del Estado (A.T.E.) – Misiones durante el presente año se han llevado a cabo numerosos Encuentros de Mujeres Afiliadas, ya sea tanto a nivel local, provincial como regional, en los que las compañeras expusieron las experiencias que vivenciaron o las que tomaron conocimiento respecto a la violencia de género en el ámbito laboral: ya sea padecidas por conductas asumidas por la patronal o, por propios compañeros de tareas, las que se llevaban adelante con impunidad, permisividad y tolerancia por parte de la jerarquía. Ante tales circunstancias nuestras cras. afiliadas reclaman que desde A.T.E. se asuma la misión de sensibilizar, prevenir, sancionar y erradicar toda conducta que importare una abierta o velada trasgresión a las disposiciones a la ley Nacional N° 26.485  y su Dcto. Reglamentario N° 1011/2.010.
Por todo ello, desde nuestra organización sindical exigimos terminar con:
 Precarización y falta de estabilidad laboral, tercerización y las diversas formas de esclavitud (figuras laborales) a las que son sometidas las cras.  en el ámbito de trabajo.
 La utilización del presentismo como herramienta de “castigo” para cuando la trabajadora se encuentra gozando del beneficio de la licencia por maternidad, enfermedad, “días femeninos”; atención de un familiar (prestando cuidados);  fallecimientos y otros.
 La carencia de ART en los diversos ámbitos laborales estatales. Con ello va ligado a la falta de consignación en los recibos de haberes de las funciones o tareas que presta cada trabajadora en su ámbito de trabajo (por ejemplo: administrativo, maestranza, etc.).
 La falta de elementos, herramientas o recursos para desempeñar fehacientemente sus taras (por ejemplo: elementos de oficina o limpieza; indumentarias, vehículos, etc.).
 La discriminación que sufren las mujeres con relación al cumplimiento de la patronal de su obligación de entregar indumentaria acorde a las tareas. En este caso, las trabajadoras no reciben las ropas adecuadas a sus labores o si reciben, lo hacen de manera desigual respecto de los varones.
La “feminización” de las tareas. A saber, a las mujeres siempre se les asignan las tareas de limpieza – dicho a modo de ejemplo- en tanto que sólo a los hombres se les autoriza la conducción de vehículos (tarea de chofer). Es decir, que la patronal al momento de distribuir funciones o tareas; o incluso al confeccionar o poner en funcionamiento el respectivo organigrama lo hacen conforme a patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género.
La ausencia o insuficiencia de viáticos u omisión de pago de los mismos en las diversas dependencias estatales. Hemos tomado conocimiento que cras. trabajadoras han debido solventar con su propio peculio los gastos que demandaren el cumplimiento de tareas en lugares diversos a su sector de trabajo, traslados, etc.; y ante cualquier contingencia el Estado empleador ha omitido responder por la misma.
 La Informalidad con la que lleva adelante su actividad la Administración Pública – Patrón. A saber, los cambios de funciones o tareas; de lugar de trabajo o convocatorias a reuniones laborales en muchas ocasiones son en forma verbal, omitiendo hacerlo por escrito conforme a lo que pauta las normas de procedimiento administrativo (olvidando que tiene prohibida la informalidad).
Es frecuente que las comunicaciones laborales sean extendidas por la patronal fuera del horario de trabajo. Esto, en general, trastorna bastante el correcto desarrollo de la relación de trabajo, poniendo a prueba la salud del trabajador. Las llamadas telefónicas, mensajes de texto, incluso e-mails enviados por el empleador al trabajador fuera del horario laboral implican, en principio, una vulneración a sus derechos, una violación legal. Esa falta de “desconexión” con el trabajo con el tiempo produciría en las cras.: desgaste físico, emocional, úlceras, afecciones gástricas, insomnio, etc..
 Con el hostigamiento, el acoso sexual y/o laboral como también la discriminación entre mujeres y varones. Es decir, Mobbing.
 La falta de habilitación de salas maternales y guarderías para niños en los diversos sectores. Le recordamos, que en el art. 179 de la LCT está previsto ese beneficio para los trabajadores del sector privado; planteándose una discriminación entre los dependientes públicos y privados.
 
 La falta de atención a las enfermedades profesionales, ante un siniestro total o parcial que afecte a una trabajadora. Por ejemplo: las cras. trabajadoras de salas maternales y guarderías, enfermeras o de salud mental, etc.
Habiendo expuesto ante Ud. los puntos precedentes y en espera de una respuesta favorable - es decir, la implementación de políticas enraizadas en el paradigma de género - y a ser convocados para asumir una participación activa en la discusión y diseño de las mismas; nos despedimos muy atte.

(Agencia de Noticias ATE Misiones).

Central de Trabajadores de la Argentina Paulina Lebbos Galería Multimedia En los Medios