CTA Género
Martes 12 de Diciembre de 2017
(54-11) 4958-0997/1143/0869/1710
Perón 3866 (C1198AAV)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Seguinos en Facebook
Institucional Noticias Documentos/Informes Legislación Contactos Opinión Links
OPINIÓN - 07.03.13

Día de la mujer trabajadora
“Los trabajos más precarios y más flexibles son ocupados por mujeres”
Alejandra Angriman
Por Alejandra Angriman
Secretaria de Igualdad de Género y Oportunidades - CTA Nacional

En los umbrales del Día Internacional de Lucha de las Mujeres, Alejandra Angriman, secretaria de Género de la CTA, se refirió a los conflictos que deben afrontar las mujeres en el ámbito laboral y a las principales reivindicaciones: “Trabajamos y nos movilizamos en defensa de los bienes comunes, contra la violencia hacia las mujeres y por nuestra autonomía económica”.

-¿Cuáles son principales reclamos en este momento de las mujeres trabajadoras del país?

- Los reclamos de las trabajadoras suelen estar invisibilizados y existen todavía, incluso en las organizaciones tanto sindicales como sociales, dificultades para asumir como propias las demandas de las mujeres. Siguen pensándose como cuestiones marginales en tanto se sostiene que no son problemas del conjunto de la clase.

Las que aparecen con mayores niveles de consenso tienen que ver con lo que genéricamente se entiende por responsabilidades familiares compartidas que ponen el acento en quien asume, en esta sociedad patriarcal y capitalista, las tareas del cuidado tanto de los niños y niñas como de los enfermos y los mayores. Esto pone en evidencia el aporte gratuito en términos de trabajo invisible que realizamos las mujeres para que esta sociedad tenga la posibilidad de seguir reproduciéndose.

Desde este planteo, las demandas tienen que ver entonces con la necesidad de contar con jardines materno paternales en los lugares de trabajo, barrios y estudio. También que las licencias por enfermedad de hijos, y personas mayores sean para hombres y mujeres, licencia por adopción para padres y madres, licencia horaria para acompañar la vida escolar de las hijas e hijos, entre otras. Por otro lado está la paridad salarial, luchamos para que haya igual salario por igual trabajo y las posibilidades de ascensos en un marco de equidad con los varones.

-¿Cuál es la situación de las mujeres trabajadoras en la Argentina?

- Hay una tendencia de incremento de la participación laboral femenina en forma sostenida en las últimas décadas que se corresponde en buena medida a las mejoras educativas de las mujeres, así como al menor número de hijos, al aumento de los divorcios y las jefaturas de hogar femeninas. Sin embargo la proporción de mujeres ocupadas sigue siendo menor que la de los hombres, y el porcentaje de mujeres sin ingresos propios, si bien tiende a disminuir, continúa siendo más alta que la de los hombres.

Mientras que los niveles de precarización laboral se mantienen casi sin variaciones en los últimos años, los trabajos más precarios y más flexibles, a veces en el mismo domicilio, con jornadas muy largas, de ritmo muy intenso, son ocupados por mujeres. Y a esto se le suma el trabajo no remunerado destinado al mantenimiento y la reproducción de la vida en los hogares, el trabajo estrictamente doméstico y la mayoría de actividades vinculadas al cuidado de las personas siguen siendo responsabilidades casi exclusivas de las mujeres.

-¿Cuáles son las razones que perpetúan esta situación?

- La sociedad capitalista se sostiene en esta división sexual del trabajo, es decir en la distribución social de obligaciones y responsabilidades entre individuos de uno u otro sexo. Las mujeres continuamos adaptando nuestra jornada laboral a las tareas domésticas o nos vemos directamente imposibilitadas por ellas para la realización de trabajos productivos y por lo tanto a desarrollarnos de manera autónoma. El trabajo doméstico sigue siendo una tarea realizada de manera gratuita por las mujeres y se está muy lejos de asignarle el valor económico que para la reproducción del sistema tiene nuestro trabajo.

Las diferencias en las remuneraciones ya sea debidas a las diferentes inserciones laborales y jerárquicas siguen siendo muy significativas, las mujeres perciben en promedio un 85% de lo que perciben los hombres. En tanto las demandas de las trabajadoras de mejoras en las condiciones de trabajo son prácticamente nulas en relación a la negociación colectiva que entendemos como una herramienta estratégica para el logro de igualdad de oportunidades. Hoy prácticamente la discusión se reduce a lo salarial, las patronales se niegan sistemáticamente a discutir mejoras en las condiciones de trabajo y eso incluye a lo que entendemos como demandas indispensables para mejorar la vida de las mujeres como el aumento de las licencias por paternidad y maternidad, licencias para cuidado de hijos y familiares enfermos, jardines materno/paternales, comités de seguridad e higiene, etc.

-¿Cuáles son las medidas de lucha que se plantean desde la CTA?

- No entendemos la lucha de las mujeres como independientes de las luchas que protagoniza nuestro pueblo. Pretendemos continuar en el camino de construcción de acuerdos de unidad con las organizaciones de mujeres que protagonizan y confrontan con este modelo que nos excluye y empobrece. Es así que el fortalecimiento de las multisectoriales en todo el territorio es parte de nuestro horizonte de construcción como el fortalecimiento de los lazos con las organizaciones que trabajan en nuestro continente

Trabajamos y nos movilizamos en defensa de los bienes comunes, contra la violencia hacia las mujeres, por la desmilitarización y la paz en el mundo y por nuestra autonomía económica. Seguiremos demandando a los poderes del Estado políticas públicas integrales que solo podrán ser efectivas si son el producto de la discusión y el consenso entre toda la sociedad, nos seguiremos movilizando por la redistribución de los recursos económicos y la inversión social en educación, salud y oferta estatal de cuidados con carácter universal para los niños y niñas, para personas dependientes y con discapacidades crónicas.

-Según los datos publicados por La Casa del Encuentro, en 2012 hubo 255 femicidios. ¿Cree que hay algún modo de disminuir esta cifra?

- Este modelo económico mercantilista nos constituye a las mujeres como una mercancía, como un objeto con todo lo que eso implica en términos de apropiación. La violencia hacia las mujeres que sigue aumentando y crece sobre todas y en todos los continentes debe también ser pensada en clave de dependencia. La autonomía empieza a oponerse a esta idea de nosotras como territorio a ser apropiado y como sujetos a ser esclavizados. Durante todo el año pasado protagonizamos movilizaciones y acciones y seguimos esperando que se declare la emergencia en violencia de género en todo el territorio nacional. Necesitamos instrumentos para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer sea en el ámbito laboral y/o familiar. Hacen falta tribunales especiales y un plan nacional, esto implica el cumplimento y financiamiento de la Ley 26485.

-¿Qué actividades se realizarán con motivo del día internacional de lucha de las mujeres?

- Se realizarán actividades con las multisectoriales de mujeres en todo el país: en Capital nos movilizamos al Congreso de la Nación donde debatiremos los problemas de las mujeres trabajadoras por: jardines materno/paternales en los lugares de trabajo, de estudio y en los barrios. También por la modificación de la Ley e Contrato de trabajo para que se incorpore régimen de licencias para varones y mujeres que posibiliten la co-rresponsabilidad en las tareas del cuidado y especialmente la garantía de jardines materno/paternales en las empresas. Queremos igual remuneración por igual trabajo, sanción de la ley que regula el trabajo doméstico en nuestro país, ley de interrupción voluntaria del embarazo, basta de la violencia hacia las mujeres, desmantelamiento de las redes de trata, no al impuesto al salario, asignaciones familiares universales y 82% móvil para las jubilaciones.

Para nosotros ser CTA implica ser permanentes constructores de espacios democráticos. Nacimos de una profunda crítica al modelo sindical tradicional pero la clave de la democratización creemos que está en la representación directa de los trabajadores en sus lugares de trabajo, para nosotros el delegado, la delegada, son los sujetos políticos más importantes de nuestra organización.

Éstos que son los directos representantes de todos los trabajadores y la asamblea que es soberana y que como plenario es el lugar de construcción de acuerdos y de definición de estrategias de intervención. Por eso parte de nuestra tarea es lograr que más compañeras asuman la representación de los trabajadores y trabajadoras y que debatan nuestros planteos, demandas y problemas como mujeres. Y porque seguimos poniendo en debate, con los compañeros, un nuevo modelo que dé cuenta de nuestra presencia en el mundo y se exprese en nuevas formas organizativas y donde todos podamos ser portadores de una nueva práctica política que comience a dar respuestas a nuestros sueños.

Central de Trabajadores de la Argentina Paulina Lebbos Galería Multimedia En los Medios